Cuento corto: La puertita de tu corazón

Toc, toc, toc. Llamé a la puerta que me encontré en ese laberinto, ya había recorrido yo otros caminos, todos cerrados, parecía que la única forma de seguir era la esperanza de que esa puerta se abriera. Toc, toc, toc. Primero deslice mis toques amablemente, fui persistente y nada. Toc, toc, toc. Decidí hacerlo con … Sigue leyendo Cuento corto: La puertita de tu corazón