Adiós, E.

Agradezco lo que fue, hoy te suelto.

Por un gran rato hice del adiós un caos, curioso porque te llevas muy bien con él, pero yo no tanto.

La verdad es que a estas alturas ya no entiendo mucho de las razones por las cuales terminó, sólo recuerdo que ni tú ni yo podíamos más.

Ahora estoy aprendiendo que los tiempos son perfectos, que todo dura justo y que no hay culpables de este final.

A veces ocurre así, todo se termina y una se da cuenta algunos días después.

Te quiero mucho y probablemente siga haciéndolo hasta el final de mi existencia; pero ya no de la misma forma, pues también cambia el modo en que una aprecia a las personas.

Que te vaya muy bien, estoy en paz con esto.

Cuídate mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s