Cuento corto: Días de vacío

—Uno, dos, dos y medio, dos y tres cuartos. Listos o no, allá voy.

Ella se encontraba contando con los ojos cerrados hacia la pared. Por mucho que contara ya era demasiado tarde, todos se habían ido.

Terminó de contar, se dispuso a buscarles. Recorrió los riachuelos, levantó las enormes hojas de las plantas pero no encontró a nadie.

Así pasaron días, días, días, se fueron acumulando. Pero ella no perdía la esperanza de volver a escucharles, de volver a verles.

El tiempo hacía lo suyo, pero el aire se había llenado de tristeza. Ella como habito tomó el seguir contando y buscando.

Nadie aparecería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s