No me molesta, sólo me agüita poquito

Desde que comencé a trazar mis primeras líneas para lograr de poco en poco una —pequeña— democratización del conocimiento, supe que no iba a ser nada fácil, mucho menos en el contexto mexicano.

La vida y mis intereses me han llevado a ser docente, divulgadora, asesora y muchas más cuestiones que siempre tienen que ver con la enseñanza. Y siempre sucede que me emociona lo que veo que están haciendo los jóvenes —más jóvenes que yo—.

Pero hay días como hoy en donde poco entiendo de esas personas jóvenes. ¿Qué les interesa? y ¿Por qué no les interesa lo que trato de transmitirles? Hasta ahora trato de considerar los mil factores a los que una se enfrenta cuando trata de democratizar el conocimiento.

Pero una no termina de acostumbrarse a la apatía y a la indiferencia que pueden demostrar algunos con respecto a lo que tratas de compartirles.

Hoy es cuando menos entiendo qué esperan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s