No las conquistes, respétalas

Las mujeres no somos territorios parciales, estamos completas. Sin embargo, no necesitamos más de estas expresiones, pues poseemos voluntad.

Jamás seremos territorio, jamás seremos territorio de conquista.

A estas alturas ya no importa quien fue el creador de esta frase hecha, la estamos desechando. Somos mujeres, somos personas. Tomamos responsabilidades y tenemos la capacidad de ser reconocidas.

Sobre los territorios sólo se asientan las huellas de quienes los pisan. No somos territorio de conquista. La conquista es fuerza fruta y necia, es tomar lo que no es suyo. Somos nuestras, por eso no hay conquista.

La conquista no es voluntaria, siempre suele ser violenta. Pero en el contexto del romance —la disfrazan—. Se toma como si fuera normal que alguien decida sobre lo que sientes y cómo te sientes.

Los necios siempre creen que buscamos dueños, pero lo disfrazan detrás de su esfuerzo: La conquista no es esfuerzo, es necedad. Necedad de entrometerse donde no han sido llamados, ni aceptados, ni necesitados.

Pero no todos

Pues no todos, pero sí la mayoría. Pregunta a tus conocidos cuántas veces dejaron de hablarle a una amiga sólo porque no quisieron involucrarse más allá con ellos.

Cuántas veces no le dejaron de hablar a una mujer porque no acepto sus regalos. Que por cierto, no estaba pidiendo ni correspondiendo. Nadie te debe nada, era tu necedad.

No todos, pero sí la mayoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s