Escenario deseado

Cuando tengamos la primera oportunidad, escapemos.

Ven conmigo

Mudémonos del caos citadino y de su gente acostumbrada a la hostilidad.

Ven conmigo, vámonos al mar.

No extrañaremos más que el amor de los nuestros. Pero igual nos abrazaremos.

Ven conmigo, a la costa para andar en chanclitas todo el día.

El sol tostará nuestra piel y hasta nuestras vidas. Pero de buena forma.

Ven conmigo, los fines iremos a broncearnos —sin querer—.

Con las mejillas rozadas y el olor a mar en la cabeza.

Ven conmigo, nos inventaremos algo para que sea nuestro sustento.

Sin mayor preocupación que ambos estemos a gusto.

Ven conmigo, en la primera oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s