Mujeres de (mi) vida, gracias

¿Qué habría sido de ustedes si no se hubieran ocupado de mí? ¿Hasta dónde hubieran llegado?

Se han desprendido de su tiempo para regalármelo, su paciencia para enseñarme, sus pasos para que pudiera sostenerme.

Mujeres que han interrumpido sus horas de sueño para que en la infancia siempre tuviera fruta picada para desayunar.

Mujeres que se desprendían de lo poco que tenían para ofrecérmelo. Desde la comida hasta un suéter.

Mujeres que siempre han estado para escucharme.

Mujeres que se habían ocupado de mis responsabilidades cotidianas para que tuviera tiempo de estudiar.

¿Cómo podría hacer algo por ustedes? De verdad, porque a su lado siento que no he podido regresarles ni el mínimo de todo lo que en mí han puesto de ustedes.

Me encantaría regalarles tiempo para que lo inviertan en ustedes, en lo que les gusta y dejaron de hacer por ocuparse de otros.

Agradezco tenerlas. Ojalá llegue el día en que todas podamos ocuparnos de los otros por elección y no por una tradición de roles.

Sé que su desprendimiento es desinteresado, es honesto y jamás me ha faltado en estos años. Pero quiero ser apoyo para ustedes, que sea mutuo y equitativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s