El remate

¿Cuántas últimas veces no podríamos contar para el recuerdo de sólo una persona?

¿Cuántas últimas veces te prometiste que dejarías de llorarle?

¿Cuántas últimas veces te reprochaste por hablarle de nuevo?

¿Cuántas últimas veces le escribiste e hiciste prosa con sus desmemorias?

¿Cuántas últimas veces dejaste ir un mismo evento?

¿Cuántas veces repetiste esa canción pensándole?

Acá.

Entre el club de los corazones no correspondidos. Sabemos que las últimas veces son aspiraciones y metas que se van escurriendo.

Nos dan seguridad. Que será la última vez, para alusionar a alguien.

Nos mentimos, eso también lo sabemos.

Pero es por el bien de nosotros, porque los otros se fueron y jamás planearon regresar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s