¿De qué va la vida hoy?

Me desconecté del tiempo social.

Aquel en donde las noticias corren y se amontonan los hechos más impactantes.

Antes, podíamos respirar entre nota y nota. Entre evento y evento.

¿Ahora?

Ninguna información puede presumir de ser más que otra. Todas deberían tener su espacio, pero las grandes maquilas —los medios— no las han dejado.

El mundo nos está cobrando uno a uno los golpes que durante años había tenido que soportar.

¿De qué va la vida hoy?

En Twitter. ¿De qué se quejan ahora?

En WhatsApp. ¿Qué cadena o fake news andará rodando?

En instagram. ¿Seguirá siendo love el primer lugar en las etiquetas?

¿Usted lo sabe? Yo no.

Poco a poco me gusta más desconectarme de lo que hacen los humanos. No puedo hacerlo por completo, pues también soy responsable de los cambios.

A veces nada más viendo.

A veces nada más asqueándome.

A veces analizando lo futurible.

A veces…

¿Cuántas más veces podré contar a partir de hoy?

¿Cuándo podré tocar de nuevo el suelo de un museo?

¿Cuándo podré ocuparme de nuevo por lo importante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s