El recuento de los -daños- meses.

Enero: Por azares de lo que era popular en su momento, caminamos hasta eje central para comprar mini consuelos -hasta poético suena-. Yo creí estar curándome del recuerdo, mas después de algunos meses logré darme cuenta de que eso no existe. Febrero: Me regalaste un montón de galletas de macadamia, te pedí que me besaras. … Sigue leyendo El recuento de los -daños- meses.